Los pelirrojos tienen una sensibilidad alterada al dolor

Un estudio realizado por el Hospital General de Massachusetts (MGH) determinó la razón por la cual, las personas de cabello rojo, tienen una sensibilidad más alterada a ciertos tipos de dolor.

David E. Fisher, MD, PHD, fue uno de los autores de la investigación que estudiaron los mecanismos de distintos umbrales del dolor en seres vivos pelirrojos porque, al igual que en los humanos, muchas especies animales tienen en sus melanocitos una variante del receptor de la melanocortina 1, lo que ocasiona que el individuo sea pelirrojo.

El experto, junto a su equipo de trabajo, evaluó una cepa de ratones con cabello rojo, que genéticamente lo son por la misma razón que los humanos. Su investigación reveló que si la melanocortina 1 pierde la función del receptor, hace que los melanocitos secreten niveles más bajos de proopiomelanocortina (POMC) una molécula que se divide en varias hormonas, que entre ellas, una que bloquea el dolor y otra que lo sensibiliza.

La existencia de esas hormonas son las que permiten mantener el equilibrio entre los receptores de melanocortina 4, que se encargan de mejorar la percepción del dolor, y los receptores opioides que se encargan de inhibir el dolor.

El estudio indicó que tener ambas hormonas en niveles bajos se cancelarían entre sí, en el caso de los ratones que mostraría también una posibilidad en los humanos. Pero el cuerpo a su vez, produce factores relacionados la activación de los receptores opioides, los que bloquean el dolor. Por lo que concluyen que entre más bajos sean los niveles de hormonas relacionadas con los melanocitos, más opioides hay, por lo que el umbral del dolor es más alto.

Fisher explicó que este hallazgo científico es indispensable para el personal médico a la hora de atender a los pacientes, porque todos tienen una sensibilidad al dolor distinta que hay que tener en cuenta.

Post Author: